El concurso de acreedores es un procedimiento originado por una situación de insolvencia que imposibilita hacer frente al pago de las deudas tanto a personas físicas endeudadas como jurídicas, abarcando situaciones de suspensión de pagos o de quiebra.

Una de las mayores preocupaciones de los empresarios a la hora de solicitar un concurso de acreedores es el tiempo que tarda en hacerse efectivo, la pregunta es ¿Cuánto dura un concurso de acreedores?. El abanico es amplio ya que un concurso puede tardar desde dos o tres meses a cuatro, cinco años o incluso más.

¿Qué determina el tiempo la duración del concurso?

El tiempo que dura el proceso vendrá marcado por el tipo de concurso presentado y la carga de trabajo que tenga el juzgado de lo mercantil donde se tramite, así como de la envergadura de la empresa que lo solicite.

Tipos de objetivos según el concurso de acreedores

El concurso de acreedores puede ser presentado de manera voluntaria, de hecho es la mejor opción para su solicitud, este tipo de concurso es denominado “concurso de acreedores voluntario” y es presentado por el propio deudor.

Cuando el concurso es solicitado por los acreedores se le denomina “concurso de acreedores necesario”

El concurso de acreedores voluntario puede presentar dos objetivos distintos, por un lado el empresario que busca reflotar su empresa y continuar con su actividad empresarial llegando a acuerdos con sus acreedores y por otro lado el empresario que busca la liquidación y cierre definitivo de su empresa buscando un plan de pagos, como dato podemos decir que en torno a un 80% de las solicitudes presentadas buscan el cierre o liquidación de la empresa, precisamente este tipo de solicitudes suelen ser más rápidas y no suelen demorarse más allá de unos meses.

Hablamos de concursos por falta de activo regulado en el artículo 176 bis de la Ley Concursal y que dispone lo siguiente: “ podrá acordarse la conclusión (del concurso) por insuficiencia de masa en el mismo auto de declaración de concurso cuando el juez aprecie de manera evidente que el patrimonio del concursado no será presumiblemente suficiente para la satisfacción de los previsibles créditos contra la masa del procedimiento ni es previsible el ejercicio de acción de reintegración, de impugnación o de responsabilidad de terceros.”

Si usted administra una empresa en situación de solvencia, consulte las consecuencias del concurso de acreedores, y no se encuentre con sorpresas.

Estos concursos suelen ser breves, normalmente aplicado empresas pequeñas sin activos a la hora de presentar el concurso de acreedores, El juzgado de lo Mercantil dictará una resolución judicial declarando el concurso y finalizando procedimiento judicial.

Las empresas concursadas que disponen de activos o bienes que deben ser liquidadas en el marco del concurso son conscientes de que el procedimiento será más largo y se dilatará en el tiempo, llegando a incluso a los cinco años de duración.

Conozca ahora todas las fases del procedimiento concursal.

En AG Equipo Concursal somos abogados concursales especialistas en concurso de acreedores, podemos ayudarle a conseguir sus objetivos, tanto si el objetivo es cerrar y liquidar la empresa como reflotarla y seguir con la actividad empresarial llegando a acuerdos con sus acreedores. Conozca nuestros Honorarios y solicite asesoramiento especializado y no espere a endeudarse más.